Van Gogh y los cipreses, los cipreses y Van Gogh❤️

Sólo él ve y pinta los cipreses de esa forma. En 1889, en su estancia en el Hospital Psiquiátrico de Sint-Rémy, mira una y otra vez por la ventana y se obsesiona con ellos. En una de las cartas a su hermano Theo le dice: "Los cipreses me siguen preocupando. Me gustaría hacer algo con ellos,como los cuadros de los girasoles, porque me sorprende que nadie los haya pintado aún como yo los veo"

Meses después pintó esta obra y plasmó la realidad del momento que observa desde su ventana (viento, montañas, nubes y mucha vegetación). Casi que escucho el dulce sonido del viento dando entre la vegetación.

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar